<img alt="" src="https://secure.benn8bord.com/205209.png" style="display:none;">

Llevar la banca a las personas

Según un estudio realizado por McKinsey, cerca de 2500 millones de adultos no tienen atención financiera y la gran mayoría de este grupo vive en África, Asia, América Latina y Oriente Medio. Con el fin de captar esta cuota de mercado, cada vez más proveedores de servicios financieros despliegan primeras soluciones móviles para maximizar el acceso a este segmento de la población. Al mismo tiempo, las sucursales bancarias y cajeros automáticos tienden a estar situados en áreas urbanas y sin llegar a las personas sin atención bancaria de las áreas rurales. Esto crea una barrera importante porque el acceso a los productos financieros normalmente requieren procesos «Conozca a su cliente» (KYC, know your customer) en una sucursal bancaria.

Así que, ¿cómo tuvieron tanto éxito las soluciones de pagos por móvil ofrecidas por actores no tradicionales como los operadores de telefonía móvil (MNO)? Junto al hecho de que estos proveedores ya tienen la base de instalación de clientes en los segmentos desatendidos del mercado, su éxito en el despliegue de servicios financieros puede atribuirse al simple hecho de que los clientes pueden inscribirse a través de un agente local. Al proporcionar acceso local a servicios financieros a través de una red de agentes, los proveedores de servicios financieros pueden crear una oportunidad única para aumentar su cuota de mercado, en particular en áreas rurales en las que tiende a vivir una parte importante de la población. Al mismo tiempo, ofrece una reducción de costes considerable, elimina la necesidad de establecer presencia física y reduce el coste de gestión de transacciones de poco valor.

Suscribirse a servicios financieros ha sido tradicionalmente un proceso cara a cara, en una sucursal. Normalmente requiere que los clientes potenciales presenten documentación para demostrar su identidad e historial financiero. Los dispositivos móviles actuales como los teléfonos inteligentes o tabletas están equipados con cámaras y, con frecuencia, pueden realizar autenticaciones biométricas, por lo que ofrecen una alternativa viable a este proceso KYC en sucursales. Utilizando dispositivos móviles equipados con cámaras, los agentes del banco pueden realizar registros sobre el terreno, captando una imagen de los clientes y de sus documentos.

Aunque los bancos y las instituciones de microfinanciación consideran la corresponsalía bancaria una forma de expansión de su presencia, también presenta algunas ventajas claras para los clientes. Al llevar la banca a los clientes, estos clientes pueden acceder mejor y de forma más segura a los productos financieros. Aunque los agentes también tienen un gran incentivo para formar parte de estas iniciativas. Sus servicios se recompensan con comisiones y la oferta de estos servicios adicionales puede ayudar a estos agentes a aumentar su propia actividad comercial.

Las ventajas de la corresponsalía bancaria no debería considerarse únicamente en el contexto de los mercados emergentes. En las regiones en vías de desarrollo, los bancos también están sufriendo el hecho de que clientes integrados opten únicamente por el móvil. Mientras que el registro exija que los clientes potenciales acudan a una sucursal, los bancos que ofrecen una sola marca móvil perderán la oportunidad de adquirir nuevos clientes. Además, tampoco detendrá a las personas expertas en tecnología que desean utilizar servicios bancarios totalmente digitalizados. El aumento del grupo de las personas mayores también implica que los bancos deberían considerar otras opciones para ofrecer servicios a este segmento del mercado además de los canales de banca tradicional. ¿Por qué no llevar la banca a las personas en vez de que estas tengan que acudir ala sucursal bancaria? Tanto si se trata de impulsar la inclusión financiera en mercados emergentes como de crear acceso más práctico a servicios bancarios en mercados desarrollados, la corresponsalía bancaria ofrece a los bancos otro canal de distribución que atraerá a nuevos clientes y reforzará sus marcas.